3er Domingo después de Pentecostés 2020, Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús

Sagrado Corazón y temas de actualidad, Prédica 1.

(Domingo 21 de junio de 2020) P. Altamira.

(Introducción)

Queridos hijos:

Estamos celebrando la Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús. Colombia es uno de los pocos países del mundo que fue consagrado oficialmente  a Dios Nuestro Señor Jesucristo, a su Sagrado Corazón;  fue a comienzos del Siglo XX, en el año 1902.

-Tal vez por ello, aun en la actual y generalizada decadencia y alejamiento de Dios en que estamos los católicos y el mundo entero; tal vez por ello, aun padeciendo la falsificación de nuestro Catolicismo a través de la Religión Moderna del Concilio Vaticano II (eso es la APOSTASÍA que dice San Pablo); a pesar de ello -decíamos-, tal vez por la Consagración al Sagrado Corazón, la Nación de Colombia guarda todavía mucho corazón para Dios y para la Santísima Virgen. Colombia, estando mal en el Catolicismo como todos los países, sin embargo ha guardado más, aquí queda algo para Dios.

Mas Colombia -¡qué tristeza!-, por obra sin duda de la Masonería, no pudo sustraerse a la Apostasía generalizada del mundo, y en particular a la Apostasía de las naciones católicas: En Colombia se dejó de lado la Consagración del país a Dios, al Sagrado Corazón;  ello fue gracias a la nueva Constitución Política, laica, del año 1991, desde allí vinieron todas estas consecuencias. Ya diremos más.

Con el Humanismo, con el Naturalismo, con el Laicismo, con la Secularización, con el indiferentismo religioso, con la falsificación de nuestro Catolicismo a través de la Religión Moderna, con todo ello: ¿Qué nación puede estar todavía interesada en consagrarse oficialmente a Dios Nuestro Señor Jesucristo?

-Pues, contra ello, bien contra ello, contra todo ese movimiento anticatólico, ¿qué haremos?:

-Con nuestro poder sacerdotal, con la jurisdicción de suplencia (que multiplica inmensamente el ejercicio del poder de esa autoridad sacerdotal), nosotros, al final de esta prédica, en nombre de Colombia, haremos o renovaremos la Consagración del país a Dios Nuestro Señor Jesucristo.

-Será a través de la Madre de Dios, a través de María Santísima: Consagrar la Nación al Inmaculado Corazón de María es lo mismo que consagrar la Nación al Sagrado Corazón de Jesús. Lo hemos dicho: Quien honra a la Madre, honra al Hijo. Esperemos que Dios Nuestro Jesucristo quiera producir muchos frutos a través de la mencionada Consagración.

La prédica tendrá tres puntos: La Apostasía. El Amor a la Verdad. Y: “El Estado Profundo”.

(Cuerpo)

[ 1 ] Primer punto: LA APOSTASÍA.

Decíamos recién de la tristeza de que Colombia, teniendo mucho más corazón para Dios que otros países, sin embargo, por obra sin duda de la Masonería, no pudo sustraerse a la Apostasía generalizada del mundo y de las naciones católicas.

Colombia, habiendo sido de los pocos países del mundo consagrados oficialmente a Dios Nuestro Señor Jesucristo, dejó esto de lado a través de la nueva Constitución Política, año 1991. Y desde allí, por las consecuencias que se siguieron, se destruyó definitivamente “el país para Dios” en el año 1994, a través de la tan famosa y “afamada” Corte Constitucional. Demos dos hitos o ejemplos muy “ejemplificadores” -valga la redundancia-:

En primer lugar: Noticias del año 1994, día 4 de agosto, sobre el Sagrado Corazón; diario de Bogotá. Allí dice, primero hablando de la nueva y laica Constitución Política, lo siguiente: “Primero fue la discusión en abril de 1991 sobre la posibilidad de eliminar el nombre de Dios del preámbulo de la Constitución”. Qué vergüenza: “eliminar el nombre de Dios”.    mí me daría miedo el solo hecho, o tan sólo hablar, de una posibilidad así. ¿Y ustedes los colombianos se han dejado hacer esto, se han dejado hacer una cosa así: eliminar el nombre de Dios?

-Pero continúa la noticia; escuchen: “[Estaban pensando en la posibilidad de eliminar el nombre de Dios, pero:] Al final, se decidió mantenerlo [“escucha Dios: finalmente hemos decidido que te vamos a nombrar, pero compórtate bien, eh, no vayas a andar molestando mucho con tus cosas”] -se decidió mantenerlo- invocando su protección divina PERO NO COMO FUENTE SUPREMA DE TODA AUTORIDAD”. Qué vergüenza de nuevo: ¿así que Dios- “al cual vamos a tolerar que todavía se le nombre”- no es la fuente suprema de toda autoridad? Responden ellos: “¡No: El poder viene del pueblo, no de Dios: aquí está la soberanía popular!”. Respondemos nosotros: Falso, falsísimo: TODO PODER VIENE DE DIOS, y lo anterior es lisa y llanamente UNA HEREJÍA, y de la peor, porque destrona a Dios, “Le Destronaron”; sí: Le destronaron de Colombia. ¡Y viva la Masonería!1

1 https://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-188172 Diario El Tiempo, Bogotá: “CORTE DEFINE CONSAGRACIÓN AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS. Primero fue la discusión en abril de 1991 sobre la posibilidad de eliminar el nombre de Dios del preámbulo de la Constitución. Al final, se decidió mantenerlo invocando su protección divina pero no como fuente suprema de toda autoridad. Ahora, tres años después, el debate gira en torno al Sagrado Corazón de Jesús. Un Decreto de 1902 consagró a Colombia a su devoción”. Fecha de la noticia: 04 de agosto 1994. “Hoy, los nueve magistrados de la Corte Constitucional empezarán a definir si es constitucional o no la consagración del país al Sagrado Corazón de Jesús. 92 años después de la expedición del Decreto 820 de 1902 [que consagró el país a Dios Nuestro Señor Jesucristo], el Sagrado Corazón de Jesús confronta una demanda de inexequibilidad [de inconstitucionalidad]…”.

-Pero aguarden, porque sigue la noticia: “[Ese 4 de agosto de 1994, nos sigue diciendo el diario de Bogotá:] Hoy, los nueve magistrados de la Corte Constitucional empezarán a definir si es constitucional o no la Consagración del país al Sagrado Corazón de Jesús͙”. Qué vergüenza: “Escúchame, Dios: Nosotros vamos a pensar si es constitucional o no la Consagración a ti, si es constitucional o no tenerte como centro de nuestro país. ¿Está claro, Dios? Por las dudas: Ve preparando las maletitas”.

En segundo lugar, siguiente noticia: Un día después de lo anterior , 5 de agosto de 1994; se trata siempre del diario de Bogotá. Ya el título es muy insultante a Dios: “INEXEQUIBLE   [ INCONSTITUCIONAL ],   SAGRADO   CORAZÓN   DE   JESÚS   [ DIOS:  SÁBETE   QUE  TÚ  ERES  INEXEQUIBLE, SÁBETE QUE TU ERES INCONSTITUCIONAL ]”. Sigue diciendo: “La Corte Constitucional declaró ayer la inexequibilidad [ la inconstitucionalidad ]  de la norma a través de la cual se consagró Colombia al Sagrado Corazón de Jesús… [La Corte] precisó que la consagración oficial al Sagrado Corazón va en contra de la libertad de cultos y la igualdad fijadas en la Constitución… [Se acogió] un concepto del Procurador General [felicitaciones por ese Procurador General -quisiera me avisaran quién era-]… [Escuchen la siguiente frase de la noticia, es lapidaria y escalofriante:] Colombia ya no es oficialmente el país del Sagrado Corazón de Jesús [decimos: qué horror]. Las normas a través de las cuales se consagró al país a su devoción [las normas que consagraron Colombia a Dios] llegaron ayer a su hora final”. Qué vergüenza, qué insulto, qué insulto a Dios Nuestro Señor Jesucristo. ¿Cómo los colombianos han dejado hacer una cosa así? -también quisiera saber, por favor, quién era el Presidente de Colombia en esa época-.2

Esto es LA APOSTASÍA. Y dentro de las dos formas de apostasía, ésta es la Apostasía Formal, que ya una vez explicamos, la cual es la peor: declararse “formal y expresamente” fuera de Dios. La otra era la Apostasía Material (que también explicamos).

No viene mal recordar las palabras de “La Profecía de San Pablo SOBRE LA APOSTASÍA”. Además, ella está nombrada por él como señal de la proximidad de la Segunda Venida de Dios Nuestro Señor Jesucristo (II Carta Tesalonicenses, cap. 2):

-Dice San Pablo en su Profecía: “2 in fine  dies Domini. 3 Ne quis vos seducat ullo modo: quoniam  nisi  venerit  DISCESSIO primum, et revelatus  fuerit homo peccati  filius  perditionis: El Día del Señor. Nadie os engañe de ningún modo: porque [la Parusía, el Día del Señor, la Segunda Venida de Cristo no llegará] si no viene primero LA APOSTASÍA,  LA  DISCESSIO -en  latín-, [y agrega San Pablo una segunda condición:] y si no se hubiera revelado el Hombre de Pecado, el Hijo de Perdición [es decir: si no se hubiere revelado ya el Anticristo; el Anticristo tiene que estar ya revelado para que venga Cristo]”. Es la Segunda Carta de San Pablo a los Tesalonicenses.

-Pues bien: La primera condición, la Apostasía, está totalmente realizada; vean si no los insultos inaceptables de Colombia a Dios, al Sagrado Corazón; y así con todos los países.

-Sólo faltaría entonces, para que llegue Cristo, la segunda condición, la manifestación del Anticristo, el cual -nosotros pensamos- debe estar bastante próximo a hacer su aparición en público y su Gobierno Mundial.  Esperemos un poco, tal vez no mucho más.

[ 2 ] El segundo punto de la prédicaEL AMOR A LA VERDAD. Ello es condición para poder amar a Dios.

El Sagrado Corazón de Jesús es el símbolo del amor de Dios hacia nosotros, amor de Dios hacia esa tan poca cosa que somos. Él, que es el todo, así nos ama, con el mayor amor, con infinito amor. San Ignacio de Loyola -si mal no recuerdo- decía “somos una nada, y una nada pe-ca-do-ra”:  Y Dios nos ama, y quiere nuestra Salvación.

El amor de Dios hacia nosotros se expresa -entre tantas cosas- en el deseo, y deseo gratuito, que Él tiene de hacernos el bien, de hacernos el máximo bien: Darnos la Salvación Eterna, darse a sí mismo, que nos podamos salvar, y así gozar de Él, de Dios, de la Santísima Trinidad, en la visión beatífica, en el Cielo. Pero todo esto lo obtendremos: Si es que somos buenos católicos, si es que somos buenos hijos de Dios, si es que logramos ser “sus hijitos fieles”3, cumpliendo con nuestra Santa Religión.

“Nobleza obliga”, reza un dicho. “Amor con amor se paga”, dice otro. Debemos amar a Dios Nuestro Señor Jesucristo, a su Sagrado Corazón, en  contrapartida,  porque Él nos amó primero: “Nobleza obliga”,  y nadie es tan noble con nosotros como Dios.

Pero para poder amar a Dios, antes debemos, tenemos, que conocerlo, pues: Nadie ama lo que no conoce. Y decir conocer a Dios, es lo mismo que decir conocer la Verdad, porque Dios Nuestro Señor Jesucristo es “la” Verdad, la única Verdad.

2 https://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-189128 Diario El Tiempo, Bogotá. Fecha de la noticia: 05 de agosto 1994.

3El Sagrado Corazón de Jesús es “el” símbolo de la Misericordia de Dios, el símbolo tradicional, el símbolo católico de toda la vida, de Siglos atrás, al cual la falsa Religión Moderna le creó un sustituto o
reemplazo, como en muchas cosas ha hecho, en la Divina Misericordia de Sor Faustina, y con ello en diverso grado se deja de lado o ya no se considera tanto el verdadero símbolo de la Misericordia
Divina.

En esta prédica, intentaremos enseñar cosas que atañen a la Verdad, porque nadie puede amar realmente y sin engaño a Dios, si no está en la Verdad.

(A)     Primero, expliquemos temas que tienen que ver con la Verdad en general, con Dios y la Verdad.

Si no conozco la Verdad, si me fabrico una versión “falsa” de lo que Dios Nuestro Señor Jesucristo es, no lo conoceré, no lo conoceré realmente, y por eso -estrictamente hablando-: No lo amaré, y no aceptaré a Cristo (aunque yo crea que sí). Terminaré, cuanto mucho, amando algo que “yo llamo Cristo”, pero que en realidad es una “construcción o fabricación personal, un invento que yo he hecho”, y no lo que Dios Nuestro Señor Jesucristo realmente es: Será una invención personal mía, y no Él, no será en realidad Cristo.

Fíjense cómo hacen algunos: “Esto sí, esto no; esto sí me gusta del Catolicismo, esto no; este pecado sí, este pecado no;   relaciones con la novia sí,  aborto no”, ¡y cuántos, que se llaman hijos de Dios, que se llaman católicos, dicen incluso “ aborto sí ”, y lo hacen!

Los grandes doctores, los santos, los más grandes sabios, siempre han enseñado que quien piensa así –sea Pepe, Juan o Eulalio-, obviamente que ese tal no cree en Dios: Se ha inventado un dios, se ha creado un dios, un dios personal, un falso dios, y en el fondo -ellos explican, todos explican- ese hombre se ha hecho a sí mismo dios, él es su propio dios, porque ese hombre no acepta ni a Dios ni a las enseñanzas de Dios, no acepta el Catolicismo; ese hombre acepta lo que él ha querido fabricar de Dios, con el limitado razonamiento humano, y no con el criterio de Dios.

-Los santos y doctores nos explican que el verdadero dios de esas personas son ellas mismas y lo que ellas quieren pensar; aunque no se den cuenta: ellas son su propio dios. Sí; su dios es el mismo Pepe, Juan o Eulalio, y su religión se llama Pepismo, Juanismo, Eulalismo.

-Tampoco se dan cuenta de que es gran soberbia; insisto que tal vez no se den cuenta, pero es gran soberbia. En el fondo: Ellos, sus ideas, sus pensamientos personales, prevalecen a Dios, y a tantísimos sabios, santos, profetas, doctores, teólogos, y hasta científicos de máximo renombre, que en dos mil años de Catolicismo no se han dado cuenta cómo eran las cosas; pero ellos sí.

“Yo creo en Cristo, en Jesús”, dicen; ello es falso: Haciendo así  se “disuelve” a Cristo, “solvit Iesum” dice la Biblia: se disuelve a Cristo, se disuelve a Jesús ,   y no se cree en Él, aunque se piense que sí. Escuchemos lo que dice la Biblia (Primera Carta de San Juan):

-Dios, a través de San Juan, dice -leo primero en latín, luego en español- (I Jn 4,1ss): 1 Carissimi, nolite omni spiritui credere… 3 et omnis spiritus qui SOLVIT Jesum, ex Deo non est, et hic est antichristus: Carísimos, no creáis a todo… y todo  espíritu  que DISUELVE a Jesús, no es de Dios, sino que éste es anticristo”.

-Mons. Juan Straubinger, en nota, remite allí a Corintios (I Cor 12,1ss), donde leemos:

1 De spiritualibus autem, nolo vos ignorare fratres… 3 Ideo notum vobis facio, quod nemo in Spiritu Dei loquens, dicit anathema Jesu: Sobre las cosas espirituales, hermanos -dice San Pablo-, no quiero que vosotros seáis ignorantes… Por eso, os declaro que nadie, hablando según el Espíritu Santo, dice anatema Jesús”.

-Y qué es “decir anatema Jesus”.   En la nota 3, de lo que explica Mons. Straubinger, vemos que es falso decir que uno acepta a Cristo, y que no acepta la doctrina o la enseñanza de Cristo, la doctrina de la Santa Iglesia Católica; dice: “todas las manifestaciones de palabra o de hecho que se oponen a Jesús͙ o a su enseñanza, son malas”.

Los santos nos han dicho que crear una propia versión de dios, a gusto y medida de los pensamientos personales, es soberbia.   Pues bien, el Sagrado Corazón, que celebramos hoy, es el gran baluarte contra la soberbia, porque Él es la humildad, y sin humildad es imposible creer en Dios, sin humildad es imposible creer en Jesucristo o tener Fe:

-Uno de los sacerdotes de San Ignacio de Loyola, el Padre Alonso Rodríguez, en su famosa obra4, escribió: “para la Fe es menester humildad… La Fe pide un entendimiento humilde… y el entendimiento soberbio es impedimento y estorbo para recibir la Fe… Y no sólo para recibir la Fe es menester humildad, sino también para conservarla. Doctrina es común de los doctores y santos, que la soberbia es principio de todas las herejías; estima uno en tanto su parecer y juicio, que le antepone al sentir común de los santos y de la Iglesia (Católica)”.

-El Profeta Isaías escribe cómo Dios habla, y cómo Dios expresa en quién se fija Él; allí dice (66,2 in fine): “He aquí en quién Yo pongo mis ojos: En el que es HUMILDE”.

-El Profeta Sofonías escribe cómo hacer para poder estar protegidos en los momentos o época cercana a la Segunda Venida (2,1ss): “Reflexionad sobre vosotros mismos… antes de que se ejecute el decreto y el día pase como tamo, antes de que os sobrevenga la ira ardiente del Señor… Buscad LA HUMILDAD, por si podéis poneros a cubierto en el día de la ira del Señor”.

-Y el Sagrado Corazón de Jesús, su liturgia, insiste muchísimo en la humildad (Mateo 11,29): “Discite a me, quia mitis sum, et HUMILIS CORDE et invenietis réquiem animabus vestris: Aprended de mí, que soy manso y HUMILDE  DE  CORAZÓN , y encontraréis paz-descanso para vuestras almas”.                                 

                                                                                                                                                                      
4 Su obra se llama “Ejercicio de Perfección y Virtudes Cristianas”. Esto es el Tomo III, Tratado Tercero: De la virtud de la Humildad, Capítulo 3.

(B)     Segundo punto sobre el Amor a la Verdad: “Cosas de actualidad” que atañen a la Verdad.

Habíamos dicho de predicar cosas que atañen a la Verdad, porque la Verdad es la condición previa para amar a Dios.   La Fe, tener Fe, es la máxima Verdad, porque la Fe es el conjunto de Verdades de Dios, la máxima Verdad. ¿Qué es tener Fe? Es la adhesión-aceptación de nuestra inteligencia a las Verdades de Dios, al “bloque” de lo que constituye el Dogma, por la misma autoridad de Dios que da su Revelación. En esto, no se puede aceptar algunas cosas sí y otras no, pues se caería todo, porque es Dios el fundamento.  De lo contrario -similar a lo que decíamos antes-, yo podré decir que “tengo Fe”, pero ello será cualquier cosa menos la verdadera Fe, será en realidad un “yo acepto mis opiniones personales sobre Dios, mi creación sobre Dios”, porque yo habré creado cosas que no son de Dios Nuestro Señor Jesucristo, cosas que no son la Fe, y tendré así una falsa fe, creaciones “mías”, que no hacen ni conforman en realidad lo que Dios es.

Nuestra inteligencia tiene que estar sana, espiritualmente, para estar en condiciones para la Verdad, hacia la Verdad.

-En cierta manera, podemos decir que todo católico debe tener “una sana inteligencia”, una inteligencia sana e inmaculada, bien estructurada. Igualmente, esto deriva de tener un gran-gran sentido común. No existe Catolicismo sin sentido común. El Catolicismo no está ni puede estar divorciado del sentido común, porque el Catolicismo es la Verdad. De lo contrario se terminará cayendo en cualquier cosa que no es nuestra Santa
Religión Católica.

Hoy en día, hay cientos de videítos que andan dando vuelta por internet y por youtube. Esos videos tal vez muestran una o dos verdades parciales, y crean después una magna mentira o cosa absurda, que más de un católico puede creer.

El católico tiene que tener “rigor intelectual”, un gran “rigor intelectual”, el cual, junto con el sentido común, le permitirá darse cuenta cuando algo: O es falso. O es absurdo. O es dudoso.

Si es dudoso, uno debe decirse en su interior: “Sobre esto que vi, sobre esto que escuché, yo respondo tal vez sí o tal vez no”. Y dejarlo entonces en su espíritu como dudoso, como un “tal vez”: Uno guarda el dato, pero lo guarda con un gran signo de pregunta,  que significa “no sé si esto será cierto”. Si no, hago quedar mal y desacredito la causa católica.

Ejemplos de videítos que dicen ciertas cosas:

-(1) Los satanistas y los sacrificios de niños. Siempre han existido satanistas, y más de una vez se han descubierto “sacrificios humanos”; hay niños que fueron secuestrados y matados así, y la Iglesia Católica, luego de que se descubrieron semejantes cosas, ha declarado santos a varios de esos niños. Pero de allí a decir que yo, Pepé o Juan o Eulalio, descubro y sé quiénes son satanistas por los “zapatitos rojos”, es un absurdo, y es
una falta de sentido común: Vaya al pleno centro de Bogotá, en el área peatonal de la 7a, quédese toda una mañana, y me avisa cuántos satanistas pasaron (“zapatitos rojos”). Los satanistas tal vez usen zapatitos rojos, o tal vez no, sabrá Dios; pero que un video me diga tal, eso no prueba ni agrega nada; estrictamente, eso no es una prueba de nada: Eso es lo que tiene que pensar un católico; puro sentido común.

-(2) Otro video: Niños secuestrados por satanistas, los cuales están en los túneles que existen, bajo tierra, en Nueva York. Sin duda que se secuestran niños, lo acabamos de decir. Tal vez los tengan en túneles, no lo sé.     Pero cuando a mí un videíto me dice que son CIEN MIL NIÑOS en esos túneles de la ciudad de Nueva York, mi sentido común me tiene que decir que eso es falso.

Para que se den una idea:   Muchos de ustedes han ido a la ciudad de Barbosa donde predicamos los Retiros Espirituales cada año; como recordarán no es una ciudad tan pequeña. ¿Saben ustedes cuántos habitantes tiene la ciudad de Barbosa?   Información año 2020: Tiene 25.000 habitantes. O sea que en cuanto a esos niños de los túneles de Nueva York, estamos hablando de una población equivalente a 4 ciudades de Barbosa, ¿se imaginan eso? Es más: Piensen qué movimiento logístico, y hasta administrativo y de infraestructura, es necesario montar para tener 100.000 secuestrados bajo tierra: Ventilación; algo de luz; agua; lugares de detención o cadenas o lo que sea; varias centenas de empleados o carceleros para que monten guardia, manejar 100.000 niños; alimento, al menos mínimo, para que no se mueran a la semana (“porque los van necesitando para sus sacrificios”: no son 100.000 sacrificios todos los días): ¡son, en población, 4 ciudades de Barbosa; piensen en eso! Tan sólo en alimento mínimo, por día, la cantidad de compras, el traslado en vehículos, la distribución: Imaginen el movimiento logístico que es eso, por día. En las instalaciones, imaginen lo que es. Mi sentido común me tiene que decir que no.

-(3) Último ejemplo de videos: En esa lucha contra los satanistas, se anuncia que ya se tiene toda la información, pero que todavía el mundo no está preparado. En ese mismo video, se explica que “los buenos” se llaman La Alianza, y que ella está compuesta por seres humanos, pero que también dentro de ella, dentro de La Alianza, hay EXTRATERRESTRES, los cuales nos están ayudando. En fin, sin comentarios͙

Y lo recién anunciado y esa lucha, nos llevar al tercer y último punto de esta prédica.

[ 3 ] Tercer punto: “EL ESTADO PROFUNDO” Y EL ACTUAL GOBIERNO DE LOS ESTADOS UNIDOS.

Fuera de lo que dicen los “videítos”: En algún momento, nosotros vamos a presenciar una lucha (varias en realidad), la cual está anunciada en las Profecías de la Sagrada Escritura. No sé si faltará poco, tenemos la impresión que sí, pero no sabemos.
     Un católico, un hombre de Fe, uno que conoce las Profecías de la Biblia, se puede decir a sí mismo: Tal vez se cumpla “La Profecía del Capítulo 7 de Daniel”; la cual es famosa -por lo menos entre los que leen y estudian la Biblia-, y es llamada: “La Bestia de los Diez Cuernos”. En esta Profecía se narra una pelea “entre malos”, y se anuncia que quien venza en dicha pelea, será el Anticristo (así los mejores intérpretes).

Volvamos ahora a los “videítos” que muestran el tema de “El Estado Profundo”, en inglés “The Deep State”. Ellos anuncian que se viene una “pelea”. Uno de los bandos, sería el llamado Estado Profundo, parece que dentro de él hay muchos satanistas. El otro bando sería -entre otros- el actual Gobierno de los Estados Unidos, con su presidente a la cabeza.

El Profeta Daniel nos dice que “en los finales” habrá una gran pelea entre malos, entre enemigos de Dios Nuestro Señor Jesucristo y de su Santa Iglesia Católica. Allí se explica que uno de los malos, “el cuerno pequeño”, destruirá, derribará, a “tres de los primeros cuernos” de la Bestia: a tres grandes jerarcas o potencias mundiales o tres grandes centros de poder. Se explica igualmente, que una vez derribados esos tres, este “cuerno pequeño” se quedará con el poder que tenían ellos y será “el jefe”, gobernando así el mundo, siendo la cabeza de todo el movimiento mundial anti-Cristo, anti-católico.

-Uno no puede saber si la pelea anunciada por esos videos entre el Estado Profundo y el Gobierno actual de los Estados Unidos se dará o no. Pero si es que se da, si bien no podemos saber cuál de los bandos ganará (el Padre Castellani dice que una Profecía anuncia el triunfo del Oriente), sí podemos saber que “es una pelea entre malos”, ninguno de esos bandos es un bando católico.   Es similar a lo que pasaría, y ha pasado, cuando dos sectas de la Masonería, de distintas tendencias, se pelean entre sí; aunque se peleen, ninguna de las dos es de Dios Nuestro Señor Jesucristo y del Catolicismo, todas son contra Dios Nuestro Señor Jesucristo.

¿Cómo puede ser un católico se haga esperanzas en el actual Gobierno de los Estados Unidos? Un católico así no tiene en claro nada, y confunde, y llevará a la confusión y al error a otros católicos. ¿O es que el Gobierno actual de los Estados Unidos es un gobierno católico, un gobierno de Cristo Rey, un gobierno como San Luis rey de Francia, como Carlos V o Felipe II, de la Santa Iglesia Católica?

Lo grave es difundir “falsas esperanzas”, y, como dice la Sagrada Escritura, más grave aun, esperanzas basadas en el puro hombre:

-Hoy en día ya casi nadie lucha. El bando católico está muerto, inexistente. Y solamente quedan, desperdigados por algunos países, cinco gatos locos que todavía “intentan” luchar algo. ¿Y ante esto, ante esa “nada” que todavía lucha, yo les voy a crear ilusiones y esperanzas en el actual Gobierno de los Estados Unidos?    Hay que ser, o muy malo, o muy sonso para hacer algo así. Eso es terminar de desarmar y destruir la nada que todavía “algo” lucha. Nuestras esperanzas son en Dios Nuestro Señor Jesucristo; y la misma Biblia advierte sobre un puro ser humano que será un falso y supuesto “Salvador de la Humanidad”, las esperanzas en el Humanismo y el Naturalismo; es así como llegará El Anticristo. ¡Cómo puede ser que antiguos hijos de Mons. Lefebvre caigan en esto, promocionar el Gobierno Actual de los Estados Unidos!; daremos los nombres para que estén advertidos.

-Mons. Williamson, antiguo hijo de nuestro fundador. Él se ha cansado de dar esperanzas y elogios sobre Putin, el jefe máximo͙ del Comunismo máximo. Hay que ser, o muy malo (mucha maldad), o “XX” para hacer algo así, para dar esperanzas a los católicos en Putin.

-Otro caso: El Padre René Trincado, con su sitio Non Possumus. Él, hace unos años, también ha venido publicitando elogiosamente a Putin (en mi país se diría: “estamos todos locos”). Y ahora, él publicita y hace tener esperanzas en el actual Gobierno de los Estados Unidos; hace y “da de comer eso” a los poquísimos católicos que todavía quieren “algo” luchar. Es increíble realmente. Hay que ser -como decíamos-, o muy malo, o muy sonso para hacer algo así. Dios sabrá si no hay infiltrados.

-Vale decir: Hoy en día casi nadie lucha, y a los cinco gatos que todavía quieren luchar, “yo -ellos- les hago tener esperanzas primero en Putin, y ahora en Trump (!!!)”. Esto es una locura total. Hay que ser, o muy malo (mucha maldad), o muy “XX”͙     Dios sabrá.

(Conclusión)

La conclusión.

Para poder salvarnos debemos tener “AMOR A LA VERDAD”, mucho amor a la Verdad, tenemos que amar a-pa-sio-na-da-men-te la Verdad. Lo cual es lo mismo que decir: TENEMOS QUE AMAR APASIONADAMENTE A DIOS NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, SU CATOLICISMO, PORQUE ÉL ES LA VERDAD, LA ÚNICA VERDAD.

No podemos hacernos eco, sin más, de todos esos videítos que circulan y andan dando vuelta por “ioutube” (escribo-pronuncio mal). Al ver cosas así, esos videos, hemos de poder juzgarlos con criterio, siendo criteriosos, con sano criterio, con mucho criterio, y con un más sano aun sentido común, para poder CON EL SOLO SENTIDO COMÚN darnos cuenta de las falsedades, o cosas al menos dudosas

¿Sentido Común?: Una persona del campo, sin estudios, tiene en general un gran sentido común, y mucho más sentido común que la mayoría de las personas que viven en las ciudades, porque él está en contacto con la realidad, con la dura realidad; él está en contacto con la vida mucho más dura y sacrificada, con el esfuerzo diario, con la Cruz; en definitiva: él es realista. Pero en las ciudades perdemos más fácilmente el sentido común. No en vano, el gran pensador católico Gilbert Chesterton decía del sentido común, “es el menos común
de los sentidos”.

Una de las Profecías sobre los finales dice que:

Por andar creyendo cualquier cosa, por no tener AMOR A LA VERDAD, un gran amor a la Verdad, “muchos se condenarán”. Leamos esta Profecía (II Tesalonicenses, capítulo 2); se trata de San Pablo, él está hablando del Anticristo:

  Cujus est adventus secundum operationem Satanæ in omni virtute: La llegada de él [del Anticristo] es según la fuerza de Satanás con todos sus poderes, et signis: y con signos, et prodigiis mendacibus: y con milagros mentirosos [falsos milagros, aunque cosas prodigiosas],

10 et in omni seductione iniquitatis: y con toda seducción de iniquidad, iis qui pereunt: para aquellos que se condenan-perecen: eo quod CARITATEM VERITATIS non receperunt: porque no tuvieron AMOR A LA VERDAD, ut salvi fierent: para que fueran salvados.

10 in fine: Ideo mittet illis Deus operationem erroris ut credant mendacio: Por eso, Dios les enviará la fuerza del error, [como castigo por no haber amado la Verdad]   para que crean a la mentira: 11 ut judicentur: para que sean condenados OMNES QUI NON CREDIDERUNT VERITATI: TODOS LOS QUE NO CREYERON EN LA VERDAD, sed consenserunt iniquitati: sino que consintieron-aceptaron la mentira, la iniquidad.

Debemos tener AMOR A LA VERDAD, mucho, mucho amor a la Verdad.

AVER MARÍA PURÍSIMA